Hoy vamos a redescubrir los Mason Jar

21 julio 2016

No creo que haya nadie en su hogar que no guarde tarros de cristal herméticos para alimentos o para almacenar distintos objetos pequeños que tenemos por casa, me atrevería incluso a asegurar que muchos de ellos reciclados de productos que van envasados de fábrica y que compramos en tiendas. Lógico si tenemos en cuenta que es una forma de reutilizar inteligentemente los recursos que tenemos y usamos a diario en nuestro propio beneficio. 
Pero hoy no vamos a hablar de cualquier tarro de cristal. Hoy vamos a redescubrir los míticos Mason Jar  (clic) unos tarros con una larga historia a sus espaldas, muy conocidos en Estados Unidos, concretamente en Búfalo, ciudad en la que vieron la luz allá por el año 1858, dónde un hojalatero llamado J.L. Mason creó el primero de estos tarros ideando una tapa de zinc enroscada que conservaba los alimentos en un perfecto estado de hermetismo, prolongando así la vida de los mismos e incluso consiguiendo el vacío por el tipo de rosca especial que utiliza. 
La posibilidad de reutilización posterior fue el punto álgido a un éxito que perdura hasta nuestros días, y que sus descendientes a lo largo del tiempo han convertido en producto con marca propia, el cual además podéis adquirir en su web. Evidentemente no faltan los coleccionistas que buscan continuamente piezas originales para sus colecciones particulares.  
Actualmente y con la necesidad de consumir productos cada vez mas sanos sin perder sus vitaminas, se han convertido en imprescindibles para la alimentación ecológica ya que el vidrio no altera lo que contiene, se puede reciclar (importante ser conscientes de este punto) y  reutilizar, ofreciéndoles otra vida muy distinta para la que fueron creados en un principio, y que con la tendencia vintage han conseguido convertirse en piezas muy especiales. 



Todas ellas en: Etsy

A través de los DIY y los "hecho a mano" puedes dar rienda suelta a tu creatividad decorándolos para otros usos que no son precisamente el de contener alimentos. 
Su versatilidad y la durabilidad del cristal con el que están fabricados los hacen perfectos para miles de ideas de diferentes tendencias, no solo la vintage. Todos ellos van firmados en relieve con el nombre de su creador, lo que los convierte en pequeñas piezas llena de historia con las que puedes jugar de mil maneras.  Lo mismo puedes pintarlos, forrarlos con tejidos o ganchillo, etiquetarlos con pegatinas o carteles, utilizar whassi tape o crear lámparas preciosas con mucha personalidad donde aportar tu toque diferente. Imaginación al poder¡¡ 
Hoy he recabado muchos ejemplos DIY de guía con sus webs de referencia donde os explican el paso a paso para llevar a cabo, de los que estoy segura os van a encantar. Que os parece, os atrevéis a hacer el vuestro? ;) 

Todas ellas de: Pinterest


















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta que me enviéis comentarios, saber lo que pensáis de las publicaciones y si os gusta lo que sale aquí. Me hace mucha ilusión recibirlos. Lo único que tendréis que tener paciencia ya que se publicarán tras la moderación. No olvidéis activar el servicio de aviso para recibir mi respuesta.
Gracias por comentar¡¡ :)