Un DIY simple y sencillo: como modificar la instalación de una carismática lámpara de porcelana.

07 diciembre 2015

Estos días pasados he estado de cambios en mi casa que deseaba llevar a cabo desde hace tiempo. Además de ir introduciendo nuevas piezas preciosas de tiendas de amigos decoradores (lo que mis seguidores de Instagram habéis ido viendo en primicia), también he querido recuperar una antigua y valiosa lámpara de porcelana de Manises, que tenía desde pequeña colgada en el dormitorio de la casa de mis padres, siendo una pieza muy especial y exclusiva, que deseaba incorporar al Taller del Rincón por la delicadeza de sus colores pastel y sus bronces, los que se compenetran perfectamente con los tonos usados en la decoración de este espacio donde paso tanto tiempo. 
Pero además mi deseo era colgarla de una manera muy a la antigua usanza, es decir, usando cable de cordón forrado en tejido de color rosa, su color predominante, colgando desde el punto de luz hasta su ubicación justo encima de la mesa del taller. 
Este tipo de colocaciones se usaban mucho para desplazar los puntos de luz a zonas menos iluminadas de una estancia, evidentemente cuando aún no existían los puntos focales de halógenos que se utilizan hoy en día. De esta manera, al poseer ese diseño tan particular, le proporciona un valor añadido a la lámpara y se consigue iluminar desde el techo allá donde mas se necesita para trabajar. 




Y no me puede gustar mas el resultado.  He conseguido colgar, por fin, esa lámpara tan ideal en mi sancta sanctorum y poder disfrutarla como cuando vivía en la casa de mis padres, recuperando muchos recuerdos y su valiosa filigrana. 
Por si queréis emular este tipo de colocación para una lámpara de cualquier estilo que tengáis en casa, os dejo el paso a paso y los elementos que necesitáis para poder realizarlo. 
Sencillo a más no poder  ;) 

MATERIALES NECESARIOS: 
  • Colgador para techo de escayola (a la venta en ferreterías) con su platillo 
  • Destornilladores 
  • Taladro y broca de palomilla 
  • Cable forrado en tejido del color elegido (a la venta en Ovalamp
  • Clema para la conexión (a la venta en tiendas de electricidad)


El cambio de la lámpara moderna sencilla que tenía antes por esta es total, evidentemente. Ya no solo porque la estética es completamente diferente, también porque se compenetra perfectamente con la decoración retro vintage del espacio. 


La colocación es sencilla: solo hay que retirar la antigua lámpara, hacer las conexiones pertinentes con el cable cordón dejando el mismo casquillo y calculando el largo que deseas dejar que cuelgue de cordón hasta el punto elegido. Os recomiendo calculéis el doble de largo desde un punto al otro para que quede una curvatura amplia. 
Realizar el taladro en el techo con la broca de palomilla del ancho necesario para hacer pasar el colgador de techo y una vez notéis que queda plano, enroscarlo para que quede fijo al mismo. 
Ya solo queda colgar la lámpara del gancho y hacer pasar el cordón por los eslabones hasta el punto de contacto con el cable original, y hacer la conexión de los cables mediante la clema. 



Como podéis ver se trata de un trabajo sencillo que cualquiera que tenga unos mínimos conocimientos de electricidad puede realizar, obteniendo un resultado mucho más visual y vintage, siendo aplicable además a cualquier tipo de lámpara, ya sea de diseño antiguo como la mía o moderna...  
¿Que os parece?  Os gusta el resultado?  ;) 

IMÁGENES: realizadas y editadas por Karmela

2 comentarios:

  1. Carlos Marina González7 de diciembre de 2015, 16:50

    La lámpara es una preciosidad, todo un lujo poder recuperar algo así, con tanta historia y que te trae tantos recuerdos. Seguro que tus padres estarán encantados viéndola en tu precioso taller. Me parece una idea sencilla usar cable forrado de colores para darle mas valor, además está muy de moda usarlo ahora con el retorno de las nuevas técnicas decorativas. En mi tienda lo llevamos usando desde siempre. Gracias por recuperar piezas así, da gusto ver que se siguen valorando los recuerdos.
    Carlos Marina.
    Barcelona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, me ha encantado tu comentario¡¡¡ Yo también creo que mis padres estarán encantados, allá donde estén, que haya usado esa lámpara que me regalaron cuando era una jovencita :)
      Soy de la opinión que cuando la materia prima es perfecta, no hay que dejar se quede en el olvido... Muchas gracias por comentar y espero que tengas unas muy felices Navidades¡¡ Un abrazo ;)

      Eliminar

Me encanta que me enviéis comentarios, saber lo que pensáis de las publicaciones y si os gusta lo que sale aquí. Me hace mucha ilusión recibirlos. Lo único que tendréis que tener paciencia ya que se publicarán tras la moderación. No olvidéis activar el servicio de aviso para recibir mi respuesta.
Gracias por comentar¡¡ :)