English French German Italian Portuguese

La impactante transformación de una iglesia en un loft de 500 metros cuadrados.

08 octubre 2015

Si el otro día compartía una antigua iglesia gótica reconvertida en apartamento que nos dejó con la boca abierta por su cuidado diseño y elección de piezas magníficas, hoy no vamos a poder cerrarla desde la primera imagen hasta la última gracias a esta otra iglesia de 500 metros cuadrados y techos de mas de 7 metros de alto, transformada en un modernísimo loft que impresiona. 
Esta iglesia en desuso ubicada en Chicago, ha sido el proyecto del estudio de arquitectura de Linct Helen Design y Scrafano Arquitectos que realizaron para los compradores de este edificio, quienes encargaron un loft diáfano en su planta baja donde están ubicados la moderna cocina, el salón y el comedor, y una chimenea espectacular en metal negro que sube hasta el techo y es el eje central de todo el espacio. 
Todo en blanco nuclear tanto techos como paredes, suelos de madera clara y diferentes lámparas colgantes, todas de diseño, que bajan como telas de araña desde los 7 metros de altura, componen un escenario limpio con innumerables piezas de estilo escandinavo, donde tan solo las vidrieras de colores de la antigua iglesia, te recuerdan vagamente su anterior origen.
Los dormitorios, ubicados en el segundo piso al que se accede por una sencilla escalera de tablones de madera,  siguen la misma tónica, blanco y suelos de madera, respetando los antiguos ventanales en vidriera. Solo uno de los dormitorios infantiles rompe esa estética blanca, con un papel pintado en espiga de lo mas original. En el otro dormitorio resulta curiosa también la pared que enfrenta a las camas, donde se han ubicado peldaños para la escalada, uno de los juegos favoritos de los hijos mayores de los propietarios. 
El baño principal, casi monacal, disfruta de una moderna bañera exenta, se reviste de mármol y azulejos colocados en metro y las griferías son en metal dorado. El de los niños sigue la misma línea que el dormitorio infantil, mas divertido y acomodado a sus medidas pero donde el diseño no se pierde y sigue sorprendiendo. 
En resumen, un impactante y luminoso loft que mantiene y respeta su origen gracias a los ventanales ojivales que han sabido conservar y así no perder su maravilloso encanto y la sensación de estar dentro de una moderna y espectacular iglesia del siglo XXI. 
Sencillamente impresionante el trabajo de estos arquitectos, dignos de elogio  ;) 


















IMÁGENES:  Linct Helen Design

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta que me enviéis comentarios, saber lo que pensáis de las publicaciones y si os gusta lo que sale aquí. Me hace mucha ilusión recibirlos. Lo único que tendréis que tener paciencia ya que se publicarán tras la moderación. No olvidéis activar el servicio de aviso para recibir mi respuesta.
Gracias por comentar¡¡ :)