Hoy toca DIY: un antiguo colgador de ropa, transformado en una moderna pieza escandinava.

01 octubre 2015

Llevaba tiempo sin realizar uno de mis DIY's y ya tocaba después de un verano largo y movido por la geografía española. Se había quedado en stand by por el período estival, y como vamos entrando en el otoño y un colgador de pared de ropa es una pieza super útil para tener a mano las prendas largas de abrigo de uso diario, le he ido dando vida a lo largo de estos días. 
Ya sabéis lo que me gusta reciclar piezas que tengo guardadas en el trastero, y creo que este antiguo colgador lleva con nosotros desde siempre. Se vino de la antigua casa de mi entonces novio, hoy mi marido, cuando nos vinimos a vivir a la nuestra, y su diseño entre romántico, por sus pomos de latón y cerámica, y castellano por su forma y uso de la madera, era lo que se llevaba hace 30 años . Estoy segura que habréis visto alguno similar en mercados de pulgas y en brocantes  :) 
Estaba claro que una pieza así merecía una segunda oportunidad y como no hay que dar nada por perdido, y menos cuando hablamos de madera maciza y pomos de latón auténtico, me he decidido a proporcionársela y seguir con la decoración del dormitorio de mi hija en su casa, para el que transformé una lámpara de Ikea (clic para verla) en color turquesa combinando con el tono predominante decorativo del mismo. De esta manera este colgador va a tener también como protagonista el mismo tono turquesa, pero combinado con blanco y rosa incluídos en triángulos, tendencia icono de la decoración escandinava de la que ya os hablé en este post en su momento, y que a mí particularmente me encanta por su frescura y encanto. 


Si tenéis por casa algún colgador similar al que no deis uso u os hayáis aburrido de su aspecto al haberse quedado obsoleto, esta combinación de pintura a base triángulos es muy efectista y le da un giro total a cualquier pieza, siendo super sencilla su transformación incluso para los más neófitos en esto del "hecho por tí mismo" o DIY. Una vez elegida la combinación de los colores, solo hay que ponerse manos a la obra sin miedo del resultado inicial, ya que siempre es posible la rectificación con las pinturas elegidas.  



Os indico los MATERIALES necesarios:
  • Un colgador o perchero antiguo (o moderno al que queráis cambiar el aspecto) 
  • Spray de pintura en los colores elegidos (también puedes optar por usar pinturas acrílicas o una mezcla de ambas, como yo) 
  • Cinta de carrocero.
  • Pinceles de dos tamaños.
  • Regla y lápices.
  • Pomos nuevos (si fuera necesario) 


Como podéis ver son muy básicos todos ellos y salvo las pinturas, todos ellos probablemente los tendréis por casa por lo que exige una inversión mínima para un resultado óptimo. 
Si se trata de un colgador como el mío con pomos enroscados en la madera, hay que desmontarlos por completo para que el trabajo sea lo más cómodo posible y el efecto quede profesional. Si son de latón como estos, lo mejor es limpiarlos para sacarles el brillo natural. Con un detergente suave o con vinagre mezclado con agua y trapos de algodón quedan perfectos.  En principio he limpiado también los escudos embellecedores que van debajo de los pomos, por si voy a ubicarlos una vez terminada la transformación, algo que todavía no tengo muy seguro, pero ese trabajo ya estaría hecho si me decidiera a incorporarlos. Si no irán a la caja de piezas para bricolaje para un futuro DIY :) 



Procedemos a pintar con el spray en color turquesa toda la madera junto con los pomos, exceptuando el caso que vayas a usar pomos nuevos con un diseño especial,  procurando que quede todo uniforme y que cubra bien. Si es necesario aplicar dos manos de pintura, deberás respetar el tiempo de secado tal y como indique el fabricante del aerosol.


Como podéis comprobar el cambio ya es considerable. Solo con un poco de pintura turquesa le he dado una vida y un nuevo aspecto más moderno y apetecible a la vista. Pero no nos vamos a quedar ahí, ya que el tema del post es convertirlo en una pieza típica del nuevo diseño nórdico donde los colores y los triángulos son los protagonistas.


Para ubicar los dos triángulos que voy a pintar con mis dos tonalidades elegidas: el color en rosa palo y el blanco nacarado, es necesario marcar con el lápiz cada uno para no equivocarnos y probar el tamaño y la forma. Si no estás muy seguro de su diseño, puedes recortar dos triángulos en papel y superponerlos sobre el colgador en la zona que hayas ideado, de esta manera te aseguras que su aspecto será el adecuado una vez finalizado el trabajo y no tendrás sorpresas desagradables.


Para pintarlos bien puedes hacerlo a mano alzada, pero si no tienes costumbre de usar esta técnica, evidentemente te puedes guiar con la cinta de carrocero para no salirte de las marcas, así resultará más sencillo. En esta ocasión lo he hecho con la cinta para que veáis como queda. 


Y este es el resultado una vez pintados los triángulos y retirada la cinta de carrocero. En el caso que los contornos no hayan quedado totalmente rectos porque se haya colado la pintura por debajo de la cinta (a veces ocurre si usas una que no sea profesional), sólo tienes que retocar con un pincel fino y plano para cubrir y quede perfecto. Eso si lo tendrás que hacer a mano alzada, por supuesto.
Aún no está montado del todo, pero su aspecto es muy diferente y es evidente que el cambio ha sido radical y con mucho efecto óptico con una inversión mínima.


Y ya procedemos a montar los pomos sin el embellecedor, ya que al final he decidido montarlo sencillo, ya que modificaría la idea de un perchero estilo escandinavo, que apenas llevan decoración. 
Ahora ya podemos decir que el trabajo está finalizado. El resultado es muy diferente del principio ¿no os parece? Y solo hemos necesitado un poco de pintura, imaginación y un rato de nuestro tiempo para hacer una pieza personalizada y muy divertida y colorista. Con este cambio conseguimos aportar una segunda oportunidad a piezas que tenemos en casa y que ya no nos gustaban, reutilizando y contribuyendo a un uso responsable de los recursos que tenemos a mano.


Colgado en la pared en mi taller y a la espera de ser colgado en el dormitorio de mi hija, la imagen que transmite es muy fresca y en la suya compaginará perfectamente con el resto de la decoración.   
Espero os haya gustado la transformación y os atreváis a hacer algún  DIY de los que os propongo, y si tenéis alguno hecho vuestro, lo compartáis en la fan page de Facebook, sería genial¡¡ 
¿Os ha gustado?  A mi me encanta... ;) 


IMAGENES: Propiedad de Karmela  (si vas a usar alguna, por favor nombra su procedencia) 

18 comentarios:

  1. Me encanta!!! El cambio es precioso y los colores son muy bonitos, mucho mas bonito que el original. Yo lo haría si fuera un poco mas mañosa, pero soy un desastre con las manos, jjajajj. Que chulos los tutoriales que haces y que bien explicados. Gracias por compartirlos. Un besote!!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carolina, muchas gracias por comentar y por tus palabras. En esta vida querer es poder, así que nunca te des por vencida¡¡ Prueba con algo sencillo y verás que luego todo parece mucho más fácil¡¡ Un besote para tí también... ;)

      Eliminar
  2. Menudo cambio, ha quedado muy bonito y mucho mas actual. Buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, mucho mas moderno y que va perfecto en el dormitorio de mi hija, que está en el mismo color¡¡ Gracias por pasarte por mi blog Matxalen, buen fin de semana para tí también¡¡ ;)

      Eliminar
  3. ¡Has cambiado completamente su aspecto y estilo, Karmela!
    Ahora es mucho más vibrante, divertido, único y original.
    ¡Buen trabajo y bravo por arriesgar!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro te haya gustado. La verdad es que me daba pena tapar los pomos, pero no pegaban nada con el diseño moderno del perchero... Gracias por comentar Isabel... Besos 😊😉

      Eliminar
  4. ¡Hola Karmela!

    Un cambio espectacular, de aspecto muy viejito a algo totalmente nuevo, moderno, actual.

    Un saludo compañera ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lilibelula, me encanta te haya gustado la transformación¡¡ Es muy sencilla, pero el color cambia todo por completo... Un besito y gracias por comentar ;)

      Eliminar
  5. sin duda alguna me quedo con el cambio,me parece precioso.Felicidades,buen trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cecilia, genial que te guste el cambio. En el dormitorio de mi hija queda estupendo!! Muchas gracias por pasarte por mi blog, espero que te quedes por aquí y sigas visitándole!! Buen finde... ;)

      Eliminar
  6. Un cambio genial Karmela, me gusta mucho
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Consu, me alegra te haya gustado!! Un beso grande... ;)

      Eliminar
  7. Vaya cambio de imagen atrevido y original! Me ha encantado tanto el resultado como el paso a paso. Enhorabuena!
    Un beso grande y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel me alegro mucho que te guste el cambio!! Gracias por comentar y te deseo los mismo, una gran semana!! Besotes 😊😉

      Eliminar
  8. Desde luego un cambio total el que has dado a este perchero.

    Besos 😘😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta, si que ha sido un cambio radical¡¡¡ ;) Gracias por pasarte por el blog, un besote...

      Eliminar
  9. Ay si me pudiera sacar los años de encima tan facilmente como lo hiciste vos con éste perchero Karmela!!! Quedó genail, tan mas actual y alegre!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, ojalá Marce se pudiera una quitar los años tan fácilmente, eh??? Un poco de chapa y pintura y ya... Me alegra te haya gustado el cambio¡¡ Un besote wapa... ;)

      Eliminar

Me encanta que me enviéis comentarios, saber lo que pensáis de las publicaciones y si os gusta lo que sale aquí. Me hace mucha ilusión recibirlos. Lo único que tendréis que tener paciencia ya que se publicarán tras la moderación. No olvidéis activar el servicio de aviso para recibir mi respuesta.
Gracias por comentar¡¡ :)