La perfecta casa colonial, con una decoración moderna y de lo más actual.

18 agosto 2015

Ya estamos de vuelta de nuestros días en Santander y con las pilas cargadas a tope para continuar con el día a día cotidiano. Si me habéis seguido por mi cuenta de Instagram seguro que os habréis imbuido de los bellísimos paisajes de esa parte de la costa cántabra y de la arquitectura tan señorial que impera por cada esquina de esta preciosa ciudad. Tengo tantas imágenes captadas en mi cámara, que ya prepararé un post especial para que la conozcáis un poco mejor  :)
Y como la casa donde nos hospedamos era una preciosa mansión del año 1920 con mucho sabor antiguo y rincones con mucho encanto, hoy he querido compartir con vosotros una perfecta casa centenaria colonial, pero con detalles en su decoración de lo más contemporáneos, sin perder un ápice de su grandiosidad y elegancia, y que me ha cautivado por completo. 
Ubicada en la ciudad de Filadelfia y después de varias renovaciones, sus actuales propietarios han conseguido combinar lo antiguo y lo moderno a la perfección y sacarle todo el partido a una casa grande y con muchos espacios divididos en distintas estancias, unificando algunos de ellos para conseguir una mayor limpieza visual. Su escalera curvada de madera, sus seis chimeneas (tres de ellas en el mármol original de la casa) las molduras y las puertas, se han recuperado consiguiendo alimentar el encanto que rodea toda la mansión. 
La preciosa cocina es en madera blanca, con detalles en bronce y los textiles en el suelo aportando calidez. Un encantador office donde desayunar y reunirse en familia, completa esta zona de la casa. El salón es el claro ejemplo de contemporaneidad absoluta. Unos sillones y sofá en piel marrón chocolate conjuntan con el sofá en lino color crudo y se enfrentan al comedor donde se mezclan con la chimenea antigua, los espejos dorados y la lámpara de cristales y bronce que captan todas las miradas. Genialidades decorativas totales... 














El dormitorio es cómodo y cálido, con muchos detalles modernos y una cama con dosel en madera sencillo. Un antiguo escritorio en negro y dorados sobre unas patas de borriqueta aportan el toque colonial perfecto. Pero es el baño el que capta la atención, absolutamente moderno como si de un spa se tratara,  recubierto en mármol blanco, una bañera exenta y una de las chimeneas de mármol en él y que son la tónica general que distinguen esta fabulosa mansión donde la fachada se caracteriza por el ladrillo rojo y las persianas coloniales. 
Desde luego un lujo de casa que espero os guste tanto como a mí ;) 









IMÁGENES: Lonny Magazine online. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta que me enviéis comentarios, saber lo que pensáis de las publicaciones y si os gusta lo que sale aquí. Me hace mucha ilusión recibirlos. Lo único que tendréis que tener paciencia ya que se publicarán tras la moderación. No olvidéis activar el servicio de aviso para recibir mi respuesta.
Gracias por comentar¡¡ :)