English French German Italian Portuguese

El discreto y sensual encanto de las sillas colgantes.

06 julio 2015

Estoy segura que este post os va a gustar a todos. Y no es que tenga una bola mágica para saber cuales son vuestros gustos, no. Lo intuyo porque no conozco a nadie que no haya deseado (que no querido) instalar una silla colgante en el interior de su casa. Y si ya hablamos del que tiene la suerte inmensa de disfrutar de un jardín privado y colocar una silla de rattan o de tejido al más puro estilo hippie, colgando de un árbol o del porche, entonces es el summun. 
Y es que este tipo de sillas o sillones, ya depende del tamaño, tienen un discreto encanto que no pasa desapercibido a nadie. Poder sentarse cómodamente tú solo en un cómodo sillón balanceante, rodeado de preciosos y mullidos cojines, disfrutando de un buen libro, de tu música preferida o simplemente del sonido de tu jardín, es como un bálsamo que nos transporta de alguna manera a nuestra niñez al ser lo más parecido a un columpio además de ser lo que más se asemeja a las cómodas y beneficiosas hamacas. También contiene una parte muy sensual y de lo más chic, al haber sido un elemento muy común en las películas más aperturistas de los años 70 y 80. 
Hoy en día, en el mercado interiorista puedes optar y encontrar muchos modelos diferentes y de materiales diversos, incluso las más manitas pueden fabricarse su propia silla colgante con tejido, como la de la última imagen en la que te dejo el enlace, por si os gusta y la queréis confeccionar.  
Desde los de rattan, perfectos para el exterior aunque actualmente se han puesto de moda en los salones de interior, o hechos con tejidos frescos y coloristas, y muchos realizados a mano en macramé o con cuerdas anudadas. Otro estilo que se ha puesto de moda es el clásico modelo de los años 60 "Bubble Chair" de Eero Arnio, realizada en material plástico transparente, que se hizo super famosa en las películas de James Bond o en las portadas de la revista Playboy, la que ahora, se ha recuperado para los salones más modernistas. 
Además son tan eclécticos que se integran perfectamente en cualquier tipo de decoración o espacio, ya sea el salón, un espacio infantil o el dormitorio principal. Sea como sea, estas sillas colgantes poseen esa fascinación total, y consiguen transmitir la sensación de paz y sosiego combinada con ese sentimiento de libertad que provoca estar flotando en el espacio.
Hoy os dejo unas cuantas imágenes de integración de distintos modelos de sillas colgantes, para que comencéis a darle vueltas a la cabeza y proyectar donde colocar una en vuestra casa. 
¿Te atreves?  ;) 























Pincha encima de la imagen para ver el tutorial

IMÁGENES: De mis tableros favoritos de PINTEREST

4 comentarios:

  1. No sabes lo que me gustan este tipo de asientos. Yo tengo uno en la habitación de juegos de mis hijos desde hace una eternidad de las de loneta y les chifla sentarse en ella para merendar o leer. . Gracias por tus publicaciones que nos inspiran tanto Karmela! Besos desde Barcelona.

    ResponderEliminar
  2. Lo cierto es que este tipo de sillas tienen una versatilidad enorme y se puede acoplar en cualquier rincón. A mi me encantan¡¡¡ Gracias por el comentario y saludos desde Madrid¡¡ ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola karmela, la verdad que son un elemento decorativo muy llamativo. Con ella seguro que triunfas en cuanto la vean en casa instalada, pero sobre todo de disfrutarla.

    Buen Post.

    Un beso,

    Pedro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pedro, me alegra saber de ti!! Besotes grandes! ;)

      Eliminar

Me encanta que me enviéis comentarios, saber lo que pensáis de las publicaciones y si os gusta lo que sale aquí. Me hace mucha ilusión recibirlos. Lo único que tendréis que tener paciencia ya que se publicarán tras la moderación. No olvidéis activar el servicio de aviso para recibir mi respuesta.
Gracias por comentar¡¡ :)