Hoy necesitando una fresca casa de vacaciones en la playa.

18 febrero 2015

Ha sido verla y enamorarme. Y seguro que debe ser las ganas de verano y de playa que ya voy teniendo, que últimamente solo tengo ojos para espacios refrescantes que recuerdan a la época estival y sobre todo si son sencillos y con blancos y colores suaves. 
Ciertamente esta casita vacacional ubicada en una de las enormes playas australianas en la costa de Victoria, tiene todos los ingredientes para enamorar, con esos colores tan suaves pastel, esos muebles tan sencillos y perfectos para no tener que preocuparte mucho de mantener,  con ese ligero toque industrial robusto, un poco retro-vintage y la luz entrando por todas partes a raudales.
Pocas palabras necesita esta casita para gustar y saborearla al máximo, imaginándote en ella en unas cuantas veladas nocturnas y disfrutando del calor de una noche de verano.
Cuantas ganitas de ese tipo de disfrute. ¿Será que se me está haciendo el invierno demasiado largo? Seguro que si, que es eso...  ;) 















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta que me enviéis comentarios, saber lo que pensáis de las publicaciones y si os gusta lo que sale aquí. Me hace mucha ilusión recibirlos. Lo único que tendréis que tener paciencia ya que se publicarán tras la moderación. No olvidéis activar el servicio de aviso para recibir mi respuesta.
Gracias por comentar¡¡ :)