La encantadora casa de la lámpara con pajaritos.

29 enero 2015

Los propietarios de esta casa en Vancouver, llevaban más de 5 años viviendo en ella cuando decidieron enfrentarse a una remodelación total de su interior. Tenían claro que querían tonos suaves y delicados, que no ofendieran en ninguna parte de la vivienda a sus ojos, y eligieron los tonos empolvados que se van a llevar esta temporada que entra: los grises, los rosas y los blancos. 
La elección del mobiliario, aunque es bastante ecléctico, están dominado por piezas en su mayoría de estilo escandinavo, sin aristas, con curvas y madera clara que ofrece un ambiente acogedor y cálido. 
En el comedor hay una pieza que me ha encantado por su originalidad, ya sabéis que me gustan las piezas con alma, y esa lámpara de techo que pende sobre la mesa con esos pajaritos tan delicados e infantiles se integra perfectamente con las sillas en colores pastel de los Eames y la mesa de madera reciclada con el sobre de acero, de lo más original y personal. 
La idea abierta funciona perfectamente dentro de este espacio único, donde salón, comedor, cocina y zona de trabajo guardan su identidad y conviven maravillosamente unificados por el color y la calidez, sin pisarse el terreno. 
El baño principal es una pieza fundamental de la decoración de esta vivienda donde el color blanco, los dorados, el suelo hidráulico en tonos grises y blancos, y la enorme ducha prometen un comienzo de cada día fantástico. 
Sencillamente encantadora, esta casa cautiva por su sencillez y los colores y piezas elegidas para decorarla ¿no os parece? ;) 














FOTOS: Style at Home 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta que me enviéis comentarios, saber lo que pensáis de las publicaciones y si os gusta lo que sale aquí. Me hace mucha ilusión recibirlos. Lo único que tendréis que tener paciencia ya que se publicarán tras la moderación. No olvidéis activar el servicio de aviso para recibir mi respuesta.
Gracias por comentar¡¡ :)