Protagonista el Denim, o como usar tus viejos vaqueros creando piezas únicas.

15 enero 2016

Yo creo que a estas alturas nadie puede dudar que el denim es el tejido estrella desde que todos tenemos recuerdo. Esta tela de algodón de trama blanca teñida en azul índigo es la reina de la resistencia, de la versatilidad y se ha convertido en algo universal. 
Aunque no se conocen exactamente sus orígenes se tiene constancia que surgió en Europa durante la Edad Media, concretamente en la región de Nimes en el sur de Francia, y precisamente por su dureza, era un tejido habitual en la ropa de trabajo de los campesinos. Esa misma localidad se convirtió por entonces en el centro de la industria textil del algodón, y fue la que le dió el nombre de denim, o tejido de Nimes
Su elaboración es compleja, ya que para conseguir esa consistencia a las distintas tramas que lleva, se las mezcla con cola, por lo que en un principio hablamos de un tejido tieso y duro. Actualmente dado su uso para la alta costura a la que se incorporó en los años 70 y en la que se popularizaron los famosos vaqueros o jeans, se buscó una mayor versatilidad en su uso para todo tipo de prendas, con lo que en su fabricación se comenzaron a mezclar fibras de elastómero con las diferentes tramas, para hacerlos elásticos y blandos, igual que ciertos catalizadores que consiguieron crear telas más moldeables, y que, evidentemente, no tiene mucho que ver con su antecesora. 
Hoy en día, con las nuevas modas que todos usamos en nuestros vaqueros con efecto desgastado, las prendas confeccionadas con denim pasan por máquinas que a base de lavarlas con piedras especiales consiguen ese efecto con el que viene ya de fábrica, que se ha puesto tan de moda, que hace ya casi imposible encontrar unos impolutos y con el tono azul índigo original :) 
Precisamente esa versatilidad y sus innumerables posibilidades, son las que se plasman en el post de hoy, donde se va un poco más allá en su uso, recuperando esos viejos vaqueros que todos tenemos en nuestros armarios ofreciéndoles la oportunidad de pasar a nuestra decoración como elemento para tapizar un sillón, forrar una cómoda, confeccionar una alfombra o un plaid para nuestra cama.
He recopilado muchas ideas con la intención de mostraros una cantidad de piezas únicas en las que queda constancia el especial encanto que el tejido denim puede ofrecer a nuestra vidas. 
Disfrutar¡¡ ;) 





















También en pequeñas dosis y en plan DIY, se pueden confeccionar piezas muy divertidas y con mucho encanto. Unas zapatillas, unos bolsos, una joya, un organizador, una agenda, un muñeco o una pequeña obra de arte para colgar en nuestra pared son algunos de los ejemplos que os dejo, con los enlaces a sus webs con el paso a paso. Las posibilidades son enormes y, como siempre os comento, la imaginación y las ganas de hacer, son las que cuentan. 

DIY'S - HECHO A MANO









Y para terminar os dejo un par de vídeos muy interesantes. El primero te enseña a unir varias patas de tus pantalones y conseguir un panel completo de tejido vaquero para usar en todo tipo de reciclados de gran tamaño. El segundo te enseña a confeccionar broches florales estilo Chanel y poder usarlos en tus chaquetas y vestidos. 
Espero os gusten¡¡ ;) 


IMÁGENES no nombradas: De mis tableros favoritos de PINTEREST 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta que me enviéis comentarios, saber lo que pensáis de las publicaciones y si os gusta lo que sale aquí. Me hace mucha ilusión recibirlos. Lo único que tendréis que tener paciencia ya que se publicarán tras la moderación. No olvidéis activar el servicio de aviso para recibir mi respuesta.
Gracias por comentar¡¡ :)