Decorando con papel pintado y pintura, una solución muy efectista y asequible para cualquier bolsillo.

29 septiembre 2015

Yo soy de las que sigo reivindicando el uso del papel pintado. Me encanta el resultado cuando eliges bien un papel con diseño y tendencia para resaltar un espacio. En la mayor parte de las veces su uso es perfecto para decorar una habitación sencilla y con muebles minimalistas y seguro que aportará mucha vitalidad y elegancia al conjunto. 
Pero como lo poco gusta y lo mucho cansa, hoy me decanto principalmente por su uso en pequeñas dosis, combinado con pintura en la misma gama de colores en vez de usarlos en todas las paredes de la habitación. O también colocado sobre una puerta o un mueble para ofrecerle una personalidad propia y convertirlo en objeto único.  
Por lo general queda sensacional colocado sobre la pared principal de la habitación, lo mismo si es en un salón, una entrada singular combinándolo a modo de zócalo, una zona de nuestra cocina (me encanta como queda en estos espacios) o el cabecero de la cama. Aquí es donde alcanza tu mejor papel (valga la redundancia) ya que enmarcará la zona de descanso sin necesidad de acoplar más que las luminarias y las mesillas, con lo que el ahorro será considerable y muy efectista. 
Ahora está de super moda, colocar en medio de una pared muy larga, una sola tira de papel para conseguir el efecto de cuadros colgados que cortan ópticamente la linealidad de la pintura a un precio inigualable, evidentemente. En estos casos el papel debería tener un diseño con mucha fuerza, para conseguir su focalización y por lo tanto engañar al ojo. También se puede enmarcar dentro de una fina moldura, con lo que a la vez conseguirás un efecto mas lujoso y elegante. 
Desde luego la elección del papel vinílico será primordial para conseguir el efecto deseado y se hace necesario saber elegir muy bien para que no resulte, bien soso o bien estridente.  En estos casos el gusto de cada uno es importante y en el caso que no sea tu fuerte (que no todo el mundo tiene porque tenerlo) dejarse aconsejar por un interiorista es lo mejor y así no equivocarse. 
En cualquier caso es una solución que siempre queda fantástica y que se adapta a cualquier bolsillo, ya que hoy en día puedes encontrar miles de diseños en papel de todos los precios tanto en comercios físicos como por internet, aunque yo siempre os aconsejaría no tirar por el más económico ya que cuando se trata de vinílicos la calidad es primordial para su durabilidad, su limpieza y su colocación. 
Hoy os dejo unos cuantos ejemplos magníficos con muchas ideas geniales y que estoy segura os van a encantar, si es que sois de los míos y adoráis los papeles pintados (al final del post os dejo imágenes de mi casa donde los uso conjuntamente con pintura y la que podéis ver completa en Mi Casa)
Y a tí ¿que te parece esta solución decorativa?  ;) 























IMAGENES: Google Images y de Karmela.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta que me enviéis comentarios, saber lo que pensáis de las publicaciones y si os gusta lo que sale aquí. Me hace mucha ilusión recibirlos. Lo único que tendréis que tener paciencia ya que se publicarán tras la moderación. No olvidéis activar el servicio de aviso para recibir mi respuesta.
Gracias por comentar¡¡ :)